Centro Médico Hospitaria, Consultorio 104, Av Nexxus 100, Col. Joyas de Anahuac, Gral. Escobedo, Nuevo León

(81) 8307-4358

(81) 8307-4714

Revolución Médica, Plaza G3. Av. Revolución 1999, Col. Buenos Aires, Monterrey, Nuevo León

(81) 2476-6742

(81) 2510-9403

©2019 by Fertilidad y Ginecología

Embarazo de alto riesgo

¿Qué es un embarazo de alto riesgo?

Se considera está situación cuando hay presente algún factor materno o fetal que se encuentra fuera de lo normal durante el embarazo y se detecta mediante el control prenatal.

No es raro detectar algo diferente a lo normal a lo largo del embarazo, a veces no tienen importancia, en otras veces se pueden corregir, y algunas otras no pero, se deben manejar de manera muy estrecha para evitar problemas serios en la madre o en el bebé como por ejemplo, la diabetes gestacional o la hipertensión gestacional los cuales no desaparecen sino hasta terminar el embarazo.

¿Qué tan peligroso es tener un embarazo de alto riesgo?

La gran mayoría de las condiciones que se consideran anormales tienen un manejo que permite llegar al final del embarazo sin arriesgar la salud o la vida de la mamá o del bebé. Hay ocasiones en donde el riesgo es tan alto para cualquiera de los dos que no es posible llegar hasta los 9 meses y se requerirá interrumpir el embarazo por medio de parto o cesárea, intentando el mejor resultado de salud para ambos.

El control prenatal en embarazo de alto riesgo se enfoca en tratar cualquier condición que de no ser identificada o atendida puede terminar en un desenlace fatal para la madre o el bebé. Estas condiciones se pueden presentar al inicio, a mediación o a finales del embarazo, por lo que es importante realizar un control prenatal desde el inicio del embarazo.

¿Cualquier doctor atiende embarazo de alto riesgo?

En un embarazo sano solo requiere de vigilar que el desarrollo del bebé sea optimo y el estado de salud de la mamá se mantenga bien. Hay muchísimas condiciones que pueden hacer que un embarazo se considere de alto riesgo, las que van relacionadas con la madre por alguna enfermedad previa, se tienen que llevar de la mano con el médico de cabecera que ya atendía esa enfermedad, por ejemplo, el cardiólogo, reumatólogo, etc. 

Las que surgen durante el embarazo y son provocadas por éste, son atendidas por un especialista en obstetricia con entrenamiento en manejar esa afección como hipertensión gestacional, preeclampsia, diabetes gestacional y otras.

Las condiciones relacionadas al feto por lo general tienen que ser canalizadas a un obstetra subespecialista en medicina materno fetal el cual valorará la condición a manejar en los que en algunos casos se requiere incluso de cirugía fetal.

La mayoría de las veces se tiene un desenlace favorable por lo que lo más importante es la prevención!